Buscar
  • Marta Furzi

Spotify cumple 10 años


Muchas de las herramientas tecnológicas más comunes, como por ejemplo Google chrome o el sistema operativo Android, ya cumplen décadas. En efecto, Spotify cumplió 10 años el pasado 7 de octubre. Pese a que se haya ido apuntalando su caída en los últimos tiempos, Spotify sigue existiendo y evolucionando. De ahí que cuente con 180 millones de usuarios, presencie en 65 países y disponga de 83 millones de clientes Premium. Efectivamente, estos datos exitosos les permitieron salir a bolsa el pasado abril en un día en el que sus acciones abrieron con un 26% sobre el precio establecido en Wall Street y marcaron el máximo de la sesión.

El proyecto de spotify nació en 2006, pero su puesta en marcha fue retrasada de dos años, debido a asuntos de derechos de las canciones con las compañías discográficas. El creador Daniel Ek, un precoz empresario y aficionado de música e informática, había ya fundado con 14 años su empresa de creación y diseño de páginas web y con 16 ya estaba revolucionado el mercado digital con su empresa Advertigo. Dicha empresa fue en seguida comprada por Martin Lorenzon, el otro padre de spotify, en el 2006, año que índica el nacimiento de la plataforma de streaming. El origen del nombre es un malentendido, ya que alguien entendió “Spotify” en lugar de otra cosa y se quedó así. Al principio, esta compañía solía dar visibilidad a artistas emergentes, con los que compartía los beneficios. Origen de Spotify en pc En los primeros años de su vida, el uso de esa aplicación estaba relacionada necesariamente al PC. Esto porque las conexiones aunque no daban banda ancha suficiente como para consumir música en streaming. Luego, Ludvig Strigeus, el creador de u Torrent, comprado posteriormente por Bit Torrent (utilizado para distribuir contenido ilegalmente, fue uno de los primeros fichaje. Consecuentemente, los primeros usuarios de Spotify, podían escuchar millones de canciones y no hacía falta descargarlas. Pero esto solo estaba disponibles en algunos países europeos.

Llegada al móvil

En 2009 la compañía creó su propia aplicación, permitiendo que Spotify pudiera ser utilizado también en el smartphone. Ese desarrollo conllevó la existencia de la oferta Premium, gracias a la que el usuario podía acceder a toda la música que quería, sin estar conectado y sin tener que aguantar anuncios entres canciones. Muchos usuarios pasaron a la modalidad Premium, pero otros siguieron con aquella gratuita desde el pc. Consecuentemente, la ofensiva de Spotify fue concienciar al público hacia el apoyo a la industria musical, como limitar a 20 horas el uso gratuito.

Mientras tanto en las Américas…

En los Estados Unidos se hizo en manera de que Spotify no desembarcara hasta el 2011, debido a sus lucha en contra de la piratería. Además, Spotify estaba mal visto por la Apple, visto que representaba una fuerte competencia para iTunes. De todas formas, Spotify demostró que venía con un proyecto innovador que no tenía nada que ver con la piratería. Y lo hice anunciando la Spotify Platform, plataforma abierta, en la que empezaron a introducirse aplicaciones de terceros y canales patrocinados con medios musicales, como por ejemplo el que se creó con la revista Rolling Stones. Concluyendo, aunque de vez en cuando ha tenido que revisar la orientación de su modelo de negocio, como la retirada nel 2014 del límite de 20 horas mensuales en el acceso gratuito, es cierto que Spotify no ha parado de crecer en estos años. Efectivamente, ha recién añadido a la plataforma merchandising de artistas, colaborado con marcas, incluso convirtiéndose en el hilo musical de los cafés de Starbucks o ser un extra del SEAT Ibiza. Asimismo, está firmando acuerdos con redes sociales, para que sus usuarios puedan compartir música de Spotify desde sus perfiles Facebook y Twitter, por ejemplo. Además, pronto llegaron una serie de opciones como “Discovery Week”, o sea un modo para crearte tu Playlist de la semana, junto a opciones gracias a las que se te crean listas que interceptan tus gustos. Sin embargo, la iniciativa más llamativa que Spotify está intentando llevar a cabo es la de firmar acuerdos directos de licencia con artistas independientes, para que ellos puedan tener una relación cercana con la empresa y acceder de forma continua a la plataforma. No hay duda de que la industria musical considera esta última iniciativa una amenaza que podría llevar a un radical cambio de negocio, así como del papel del artista, que dejaría de estar sujetos a las lógicas del mercado musical.

Fuente: El País

Autor: Miguel Ángel Corcobados


10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo